Snapchat ha muerto (q.e.p.d.)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Share on LinkedIn0

Llegaste a mi vida cuando menos te esperaba. En realidad, nunca supe si te encontré o me encontraste. Desde el primer minuto te diste a notar porque, para ser franco, al inicio pensé “qué horrible es, quítenmela de encima”, pero todos me insistían en que te diera una oportunidad.

A mi madre no le importaba tu nombre, en realidad ella sólo quería mi felicidad, mi hermana siempre abogó por ti, tal vez por su edad, pero lo cierto es que no pude poner tanta resistencia… me ganaste.

Aunque al inicio fue complicado entendernos, fui paciente contigo y tú conmigo. Logramos comunicarnos y pasar momentos increíbles, parecíamos uno mismo, parecía que habíamos nacido el uno para el otro. Incluso, en mis días más difíciles, lograbas sacarme una sonrisa.

Pero de pronto algo pasó. No sé cómo, no sé por qué, no sé en qué momento, pero pasó. No estaba en mis planes conocerla, creo que nadie esperaba algo así y aunque se parecen y muchos me dijeron que sólo seguía patrones, lo cierto es que me cautivó. Creo que no es culpa tuya, ni culpa mía; aunque suene raro, es mérito de ella.

Hoy quiero agradecerte por tan buenos meses de satisfacciones, espero que te vaya muy bien, aunque ya no tengas cerca a toda esa gente que te amaba. Por mí no te preocupes, estoy mejor con ella y espero que estés mejor sin mí.

 

Hasta pronto, Snapchat

Sin duda, así habría sido mi carta de despedida para Snapchat, luego de que conocí Instagram Stories. Es esas pocas líneas se resume mi historia con esta app, y creo que la de muchos, que tuvo un paso fugaz en mi vida cibernética.

De entrada, Snapchat fue innovadora porque no existía ninguna app que eliminara fotos y videos a las 24 horas de haberse publicado. No existía nada que nos diera filtros de perro o de mapache, por eso fue exitosa.

 

La historia

Snapchat fue fundada en abril de 2011 por Evan Spiegel, un joven universitario que presentó la app para una tarea de diseño en la Universidad de Stanford. Para septiembre de ese año, Spiegel presentó la app de manera oficial ante el mundo.

Un año después, ya había más de 10 millones de usuarios alrededor de todo el mundo y en octubre de 2013 llegaron las historias a Snapchat y con esto el boom entre los millennials.

Fue justo en 2013 cuando Facebook se dio cuenta del potencial de esta app, por lo que Mark Zuckerberg realizó una jugosa oferta al gerente de Snapchat. Le ofreció 3 mil millones de dólares, sin embargo, Spiegel rechazó la propuesta.

A mediados de 2014, Snapchat dio paso a los filtros de geolocalización, uno de sus principales atractivos con lo que logró que el 40% de los jóvenes estadounidenses de 18 años utilizara la app.

En 2015 llegó la publicidad a Snapchat, las marcas comenzaron a invertir en esta plataforma para lograr cautivar a su target, ya que, para ese momento, tenía más de 100 millones de usuarios.

Para finales de ese año, el 36% de los jóvenes de entre 18 y 29 años tenían una cuenta de Snapchat en Estados Unidos e incluso, en 2016, la Casa Blanca abrió su perfil.

 

Inicia la decadencia

Sin duda alguna, la razón principal por la que Snapchat dejó de ser atractiva fue la llegada de Instagram Stories en julio de 2016.

Lo primero de lo que se quejaron los usuarios de Snapchat fue la estabilidad en Android, donde según ellos la app no funcionaba correctamente, caso contrario al iOS, por lo que Instagram Stories representó una gran alternativa al no presentar problemas de compatibilidad.

Otro problema en Snapchat fue siempre la manera en que se conseguían seguidores, pues era todo mediante códigos o escribiendo el nombre exacto del usuario al que se quería agregar. Con Instagram Stories esto no sucede, pues mediante hashtags y etiquetas cualquiera puede encontrarte y seguirte.

 

El dinero es dinero…

Todo esto, sumado a otros factores mucho más variables, han provocado que este mes las acciones de Snapchat cayeran un 17%, una gran cantidad si tomamos en cuenta que en cinco años la app logró cautivar a más de 170 millones de usuarios.

Tal vez Spiegel está pagando su karma por rechazar la oferte de Zuckerberg, quien es dueño también de Instagram y tras el rechazo de aquella oferta decidió hacer su propia app de historias en la que no necesitó nuevos seguidores.

Gracias por todo Snapchat

Difícilmente Snapchat podrá levantarse de este duro golpe, pues no sólo se trata de lo económico, sino también de la cantidad de usuarios. Hoy por hoy, la gente ama Instagram poque pueden subir fotos y videos y además contar historias.

El camino es complicado y no parece haber una pronta solución para Snapchat que no sea la de esperar agónicamente la llegada del fin, como ya pasó antes con Vine.

 

Muchos creen que a este ritmo serán sólo cuatro las empresas que dominen el internet: Google, Amazon, Facebook y Apple, mejor conocido como GAFA.

Eso sólo el tiempo lo dirá, lo que es cierto es que el internet es un monstruo que aún nadie logra descifrar.

Acerca de 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *