¿Ciencia ficción o realidad?: Prótesis que funcionan con la mente

Lo que ayer maravillaba a las audiencias como una historia casi imposible, hoy se está transformando en una realidad que lleva esperanza a miles de personas alrededor del mundo. Muchos son los factores que hacen que un ser humano no pueda mover sus brazos, manos o piernas: desde malformaciones genéticas a enfermedades contraídas y accidentes, un cúmulo de circunstancias se agolpan como causas de parálisis de los miembros superiores. En las noticias están circulando videos de personas que han logrado suplantar con diferente grado de éxito el miembro afectado por una prótesis robótica. Siguiendo los casos alrededor del mundo nos encontramos con un ciudadano sueco que aparece en un vídeo con un brazo robótico que le permite imitar los movimientos finos de un brazo real. El aparato está conectado a través de sus huesos, músculos y nervios con su cerebro, de modo que con “solo pensarlo” puede mover la prótesis como lo haría naturalmente con su extremidad.

mano_bionicaEn un caso muy similar encontramos a tres hombres australianos se han convertidos en los primeros del mundo en recibir una nueva técnica de “reconstrucción biónica”  en su cuerpo. Los tres pacientes que recibieron el implante de una mano robótica habían sufrido lesiones en el plexo braquial (estructura nerviosa localizada en el cuello y la base axilar) como resultado de accidentes automovilísticos, que no les permitían la correcta movilidad de la mano.

El profesor Oskar Aszmann, Director del Laboratorio Christian Doppler para la Restauración de la Función de las Extremidades en la Universidad Médica de Viena junto con la participación de ingenieros del Departamento de Ingeniería de Neurorehabilitación del Centro Médico de la Universidad de Goettingen desarrollaron esta nueva técnica. Lo particular de esta técnica fue la creación y extracción de nuevos signos neuronales a través de los nervios, y haberlos amplificado a través del trasplante muscular. Las señales fueron decodificadas y trasladadas a la función mecanizada de la mano electrónica.

Las heridas del plexo braquial causan una amputación interna, ya que cortan la comunicación de la mano con los centros nerviosos, lo que resulta en una auténtica amputación de las funciones del miembro. Hasta el momento las cirugías para restablecer las funciones de la mano han sido toscas y poco efectivas. A partir de esta nueva experiencia se abre una amplio abanico de expectativas para la ciencia y las personas que sufren de esta dolencia y otras similares.

brazo_roboticoLos pacientes pasaron por varias etapas: la primera fue una preparación para la utilización de la mano robótica antes de la amputación por medio de cirugía de la mano inhabilitada. Practicaron para activar los músculos y utilizar señales eléctricas para controlar una mano virtual. Después de haber conseguido suficiente entrenamiento en un entorno virtual, se los pasó a un segunda etapa donde una prótesis fue colocada sobre la mano inútil del paciente. Esta mano híbrida mejoró el entrenamiento de los pacientes. La duración total de la práctica anterior a la operación fue de 9 meses.

Luego de la implantación de la prótesis los pacientes presentaron mejores en su vida, ya que podían realizar acciones tales como usar el cuchillo para cortar la comida, servirse líquidos de una jarra, levantar objetos pequeños. También el dolor disminuyó, por lo que se considera este tipo de intervención esperanzadora y muy positiva. Sin embargo, los médicos recalcan que el tiempo dirá, ya que el peso de las prótesis, el ruido que producen y su eventual reparación podrían sufrir el rechazo de algunos pacientes, dejando a éstos la decisión final de recibir o no este tipo de trasplante bonico.

Acerca de 

Mac, PC, Android, Microsoft; inovación, entretenimiento; funcional o de cotorreo - toda la tecnología me apasiona

Ándale, comparte...Tweet about this on TwitterShare on Facebook3Share on Google+0Share on LinkedIn0

Santiago Costas

Mac, PC, Android, Microsoft; inovación, entretenimiento; funcional o de cotorreo - toda la tecnología me apasiona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *