Instant Pot, la olla a presión electrónica más popular

Todas las personas que hayan usado una olla a presión alguna vez en su vida sabrá cuánta ayuda son para reducir los tiempos de cocción. Son un aliado ideal en las cocinas de muchos hogares del mundo ya que son sencillas de usar y resultan muy prácticas.

 

Una forma fácil, saludable y accesible para hacer comida

El canadiense Robert Wang, vio la necesidad en las personas por preparar comida en olla de presión sin correr el peligro de que exploten. Ahí fue donde decidió crear su propia versión de una olla a presión electrónica. Desarrollaron varios productos, después de muchas pruebas, lanzaron en 2010 la primera olla creada por ellos. Este producto se llama Instant Pot tiene muchos usos, ya que se puede usar como olla a presión, olla normal, para cocinar arroz, cocer al vapor y hasta para hacer yogurt. Cuando Wang desarrolló Instant Pot su principal objetivo era hacer que las personas tuvieran una manera fácil, saludable y accesible de hacer su comida.

 

Estrategia de publicidad

Esta olla resultó ser todo un éxito, ya que en 2016 en un solo día se llegaron a vender 215,000 Instant Pot. ¿A qué se debe tantas ventas? A que sus usuarios recomendaban el producto en todas partes. De hecho, Instant Pot no gasta dinero en publicidad, porque dicen que lo único que necesitan es un buen producto para poder darse a conocer a todo el mundo.

¿Qué hace tan especial a este producto que todo el mundo lo recomiende?

Estas son sus cinco mayores virtudes:

 

#1 Conveniente

El Instant Pot cuenta con 12 botones que ejecutan una tarea en específico, entre ellas cocinar arroz, sopa, carne, calentar, yogurt, etc. Estos botones están diseñados para obtener excelentes resultados de cocción todas las veces. Cada uno de los tiempos de esos botones fue probado cientos de veces en condiciones distintas para garantizar un resultado perfecto. Además, esta olla también cuenta con una función de cocción automática que cocina el alimento y lo mantiene caliente hasta que se saca. Incluso puedes programar las comidas con hasta 24 horas de anticipación para que siempre tengas todo listo en el momento exacto.

 

#2 Cocina comidas saludables y deliciosas

Los sistemas de Instant Pot hacen que cocines con hasta 75% menos de agua. Al cocinar con menos agua, las vitaminas y minerales no se disolverán tanto y estarán más presentes en todas tus comidas, siendo más saludables. Estas ollas también están completamente selladas, lo que significa que no saldrá ningún olor de ella, permitiendo que los alimentos tengan un sabor más sólido.

 

#3 Limpio y no ruidoso

Al estar completamente sellada, con el Instant Pot no sufrirás de derrames accidentales, evitando ensuciar una gran parte de tu estufa. La comida tampoco se cocina de más ni se quema, evitando que se quede pegada en la olla. Las ollas a presión tradicionales son conocidas por hacer mucho ruido cuando están funcionando, debido al vapor que sale por la tapa. Pero con el Instant Pot no pasa eso, permitiendo cocinar en total silencio y sin el olor de la comida por todo tu hogar.

 

#4 Ahorra energía

Al reducir hasta un 70% del tiempo de cocción también se puede ahorrar hasta el 70% de energía. Además, la energía de la cocción la transfiere casi completamente al alimento, no a toda la olla. Por ello es que puedes tocarla por fuera cuando está en funcionamiento y solo sentir que está tibia, ahorrando así más energía al calentar. De igual modo, el sistema inteligente de monitoreo del Instant Pot detecta el nivel de presión para mantenerlo al nivel exacto. Eso permite que no esté calentando durante el 40% del tiempo de cocción porque ya se tiene la presión exacta.

 

#5 Seguro

Las más de 10 millones de personas que tienen un Instant Pot pueden asegurar que esta olla es muy segura. Todas las ollas están certificadas por el UL/ULC (Underwriters Laboratories) para que la gente pueda estar más tranquila durante su uso. Eso evita el miedo de explosión que tienen muchas personas sobre las ollas a presión normales.

 

A siete años de su creación, ahora cuentan con varias versiones que tienen más funciones. Por ejemplo, el modelo más básico te cuesta aprox. $80 dólares, mientras que el maś caro cuesta aproximadamente $180 dólares y puede controlarse desde un smartphone.

Es increible como una persona puede cambiar la forma de comer de millones, al crear un producto revolucionario sin tener que invertir en publicidad. Eso demuestra que no todo ha sido inventado todavía y que esa idea que tienes en mente puede llegar a ser el siguiente “Instant Pot”.

Acerca de 

Ándale, comparte...Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *