¿Qué son los chatbots y por qué están desapareciendo?

Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Share on Google+0Share on LinkedIn0

Seguramente en más de una ocasión te has visto inmiscuido, sin saber exactamente cómo, en una conversación con alguna página de FB o cualquier sitio web en donde te ofrecen ayuda para realizar alguna actividad en el sitio.

No se necesita ser un genio para percatarse que lo que inicia como plática casual, termina siendo una serie de respuestas automáticas que te ofrece un robot o una máquina, no una persona.

Esas máquinas o robots que llegan a ser tan molestos se llaman chatbots y surgieron hace bastante tiempo con una muy buena aceptación la inicio: sin embargo, con el tiempo, han perdido fuerza y presencia, por lo que actualmente se encuentran en peligro de extinción.

 

¿Qué son los chatbots?

Se les llama chatbots porque chatean, pero no son más que simples bots. Un software de inteligencia artificial que es diseñado para llevar a cabo tareas específicas en sustitución del humano.

Pueden ser usados para tareas simples como hacer reservaciones en restaurantes o para algo más complejo como enviar tweets o chatear con las personas y es justo esa su presentación más común.

¿Para qué sirven?

Básicamente para agilizar procesos y recabar información. Los bots son capaces de simular una conversación con una persona, por lo que el personal de las empresas es cada vez menos solicitado para esas tareas, lo que ha llevado a los chabots a estar cada vez más presentes en las aplicaciones de mensajería.

 

¿Dónde operan?

Como ya dijimos, en las aplicaciones de mensajería instantánea, pero pueden ser usados prácticamente en cualquier lugar del ciberespacio donde existan chats.

Conseguirlos es muy sencillo, por ejemplo, la plataforma Kik Messenger lanzó su tienda de bots para los más de 275 millones de usuarios que tiene. Entre la variedad de bots que puedes comprar se encuentra la opción de enviar videos o notificaciones sobre lo que quieras. Como ves, es una manera de agilizar procesos y ahorrar tiempo.

Por su parte, Twitter y Telegram también han hecho uso de estos llamados chatbots. Seguro alguna vez le has dado “follow” a alguien en Twitter y de inmediato te llega un DM de esa persona diciendo “Hola, gracias por seguirme, te invito a visitar mi página web en…”. Bueno, eso es un chatbot.

Pero quien se lleva la corona como el rey de los chatbots es, sin duda, Facebook, ya que ahí es donde se ha buscado mejorar la experiencia del usuario y su relación con las marcas.

 

¿Por qué se están extinguiendo?

Aunque no tenemos una razón certera sobre la extinción de los chatbots, podemos teorizar al respecto. En primera, el usuario no deja de sentirse engañado cuando descubre un chatbot.

Imagina que encuentras en Twitter a tu artista favorito, le das seguir y de inmediato recibes una notificación con un mensaje directo de esa persona. Seguro muy emocionado, pero ¡oh, sorpresa!, al entrar a tus mensajes te das cuenta que se trata de un texto estructurado y que obviamente no fue enviado por el o la cantante. ¿Cómo te sentirías?, ¿le responderías?

En segunda, muchas veces no son la solución a problemas. Muchas empresas o marcas usan los chatbots para darle atención al cliente. En algunos casos se pueden resolver problemas, pero la mayoría de las veces sólo te hacen preguntas alejadas de la solución que necesitas.

Aunque los chatbots existen desde 1997, hoy Facebook ha decidido cerrar Facebook M, su propio chatbot, mismo que fue la gran apuesta de esta empresa hace dos años, durante el 2016.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, ha declarado que esta experiencia les ha dejado muchas enseñanzas sobre cómo utilizar la inteligencia artificial y mezclarla con el ser humano.

En conclusión, los chatbots representaron un buen ensayo de lo que la inteligencia artificial podría representar en la vida de los usuarios y de cómo pueden volverse útiles, siempre y cuando se diseñen con (vaya ironía) la inteligencia necesaria.

Acerca de 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *