¿Sabes dónde están localizadas las antenas de tu celular?

Desde hace 10 años, Apple revolucionó el mercado de la telefonía celular con diseños totalmente diferentes a lo que conocíamos en ese momento. Su elegancia y su sobriedad se convirtieron en el modelo a seguir desde el primer momento.

Con el paso de los años las marcas se han alejado del modelo de Apple y han ido creando, inventando, diseñando y cambiando sus propios diseños hasta llegar a cosas realmente extraordinarias.

A veces pensamos que los diseñadores ponen muchas cosas innecesarias en los diseños, pero todo está ahí por una razón, aunque existen muchos aspectos y detalles de nuestros teléfonos que pueden pasar desapercibidos o que simplemente no entendemos su razón de ser.

Las franjas

Algunos teléfonos móviles de bordes metálicos tienen algunas franjas en el exterior que no forman parte del diseño, incluso hay quienes piensan que se usan para que puedan encajar las piezas metálicas que no son flexibles, pero no.

El motivo real por el que existen esas franjas es que ahí se alojan las antenas que nos ofrecen la cobertura para poder acceder a internet, realizar llamadas o enviar mensajes de texto.

 

Las onda electromagnéticas 

Todos los teléfonos emiten ondas electromagnéticas que no podemos percibir, esas ondas se encargar de transmitir información, ya sea para navegar en internet o realizar llamadas.

Sin embargo, aunque la tecnología es cada vez más sofisticada, con estas antenas sigue existiendo un problema que no han sabido resolver. Se trata del metal, pues las ondas electromagnéticas no son compatibles con éste.

La radiación electromagnética no puede penetrar materiales conductores, por lo que los electrones logran entrar y convertirse en calor, pero no son capaces de salir, incluso pude suceder que ni siquiera logren entrar.

Antes, el problema de las antenas en los celulares no era tan grave, pues las terminales Android tenían plástico desde su construcción y con esto las antenas se podían ocultar bajo la carcasa; sin embargo, actualmente el metal y le cristal son los materiales más utilizados en estos dispositivos, lo que origina el problema.

 

La prueba de aluminio

Tú mismo puedes comprobar esta teoría, es muy sencillo. Sólo debes cubrir tu celular con papel aluminio, al tenerlo completamente cubierto, las ondas electromagnéticas no pueden salir del móvil, por lo que si intentas llamar a ese número desde otro celular, parecerá que el teléfono envuelto en aluminio se ha quedado sin señal.

Esto se debe a que las ondas electromagnéticas no son capaces de atravesar el aluminio, ya que es un material conductor.

Debido a este problema, los armadores y diseñadores de dispositivos se las han tenido que ingeniar para poder poner las antenas en teléfonos hechos de metal y sin perder cobertura.

 

El iPhone tiene la culpa

Cuando salió a la venta le iPhone 4 conocimos las famosas franjas en el marco que rodeaba a este teléfono. Esta tendencia seguiría hasta el iPhone 6 y ante el fino grosor de este teléfono, los diseñadores reubicaron la antena. Fue entonces que vimos la franja en la parte trasera que cruzaba todo el ancho del teléfono, para disimularla utilizaron colores grisáceos.

Con el paso del tiempo, estas franjas se han ido adecuando al mercado y se han ido adaptando cada vez con mayor facilidad a los nuevos diseños, teléfonos más grandes y delgados.

Además, en los últimos años se han comenzado a mimetizar con el diseño del teléfono en turno, pues se han comenzado a utilizar como parte de la decoración del celular, con lo que se evita una apariencia lisa.

Marcas como Xiami, OnePlus o Meizu han echado mano de estas franjas para poder darle un toque especial a sus diseños, mientras que otros fabricantes se van a la segura y prefieren colocar las antenas en las esquinas para evitar que el usuario la tape con las manos, con lo que la cobertura es mejor.

 

Todos las tenemos

No importa qué modelo de teléfono tengas, si en este momento lo revisas, seguro encontrarás estas franjas de plástico, algunas son más pequeñas que otras, pero ahí deben estar.

Lo normal en estos tiempos es que existan cuatro antenas en cada teléfono, con esto se logra aprovechar la tecnología MIMO. Pero existen otros casos, como en el iPhone, donde ya no se ven las franjas, simplemente vemos una línea continua. Ese es un ejemplo claro del aprovechamiento de las antenas para darle otro toque al diseño.

Cada marca y cada diseñador trata de solucionar el problema de las antenas de la mejor manera. Hay quienes aprovechan esto para el diseño, hay quienes no. Hay quienes quieren ser discretos y ocultarlas lo más posible y hay quienes prefieren externarlas. Como sea, son franjas necesarias.

La tendencia está ahí. Actualmente se buscan diseños minimalistas y modernos para que notemos cada vez menos estas antenas, pero, sobre todo, para que cada vez funcionen mejor los móviles sin que se afecte la cobertura.

 

¿Ya conocías esta información? Si haz localizado las antenas en tu celular, no dudes en compartir este artículo.

Acerca de 

Ándale, comparte...Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *