Amazon Go: el supermercado sin filas ni cajeros

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Si eres fan de las compras en línea, seguramente más de una vez has comprado en Amazon. Se trata de una compañía estadounidense de comercio electrónico que brinda también servicios de computación en la nube.

Es una de las empresas pioneras en ventas electrónicas y una de las más millonarias del mundo, incluso tiene tiendas independientes en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Alemania, Austria, Francia, China, Japón, Italia, España, Holanda, Brasil, India y México en donde vende productos directamente dirigidos a ese target.

Su variedad de productos es amplia, pues ofrece DVD’s, CD’s, softwares, videojuegos, productos electrónicos, ropa, muebles, comida y hasta libros y según el índice BrandZ, es la marca de retail más valiosa del orbe.

En los últimos meses, Amazon ha dado un paso más en su notable crecimiento. Abrió al público una tienda de alimentos, con la que plantea marcar la pauta para las “tienditas” o “misceláneas” del futuro.

 

Amazon Go

Bajo este nombre, la empresa Amazon ha decidido experimentar en este rubro y ha implementado un nuevo método de compra, pues en Amazon Go no hay cajeros, ni filas, algo que todos agradeceremos.

La tienda experimental se encuentra en Seattle, Estados Unidos, y lo único que se necesita para disponer de algún producto en esa tienda es tener una cuenta en amazon.com y en el teléfono se debe tener la app.

Con esto, sólo entrarás a la tienda, tomarás el producto que necesites y saldrás sin pagar ni pasar por ninguna fila porque Amazon hará el cobro de manera inmediata que se verá reflejado en tu cuenta con ellos.

 

¿Cómo funciona esta maravilla?

La tienda funciona con base en el uso de códigos QR que son asignados a cada usuario que se dé de alta en el servicio. Este código se activa al entrar a la tienda y dentro de la tienda hay sensores, cámaras y luces infrarrojas que brindan la tecnología necesaria para detectar el movimiento y el peso de los productos. Así, Amazon determina lo que cada persona selecciona y lo que se lleva.

Toda esta tecnología estuvo a prueba durante todo un año con los empleados de Amazon y así fueron perfeccionando todo para que las cámaras fueran capaces de detectar el movimiento de las personas que asistan a comprar a Amazon Go.

El panorama luce muy sencillo y muy complicado al mismo tiempo, pero es una prueba más del llamado “internet de las cosas” que, además, se suma a la inteligencia artificial, pero tratándose de Amazon, sin duda funciona, a pesar de estar en fase experimental.

 

¿Y los humanos?

Aunque parece que todo se hace desde y con el internet en Amazon Go, aún existen personas de carne y hueso que trabajan en la tienda. En primera, esto resulta bueno porque les brindan a los clientes esa sensación de cercanía y confianza.

Y, por otro lado, hay personas cocinando algunos productos que se venden empaquetados, revisando la mayoría de edad de quienes compran alcohol y brindando atención al cliente.

En cuanto al diseño, Amazon Go luce muy bien, limpio y agradable a la vista. Es, prácticamente, una tienda gourmet de alimentos, como las que ya conocemos, pero sin cajas, sin filas y con poco personal, por lo que predomina un ambiente de paz y limpieza.

 

¿Qué tan seguro es?

Aún no se sabe cuáles son los planes de Amazon a nivel mundial para implementar Amazon Go en distintos países, pero hasta ahora, a pocos días de su apertura en fase experimental, los clientes están fascinados.

Sin duda, algo a considerar es la cultura y los avances tecnológicos de cada país, pues, es un proyecto que difícilmente funcionaría de la misma manera en todos los países.

Respecto a esto, Amazon ha declarado que un periodista de The New York Times intentó robar fruta para poner a prueba los sensores, pero el sistema lo detectó, por lo que afirma que es tecnología a prueba de malhechores.

 

Habrá que ver en que deriva toda esta tecnología, pero a este paso, seguramente habrá muchas Amazon Go’s alrededor del mundo en menos de lo que pensamos. Si consideras que es posible que esta tecnología perdure, no olvides compartir este artículo.

Acerca de 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *