El Arca de Noé para muestras biológicas

En 2008 se creó la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en Noruega, mejor conocida como la “Bóveda del fin del mundo”. Ahí se guardan cientos de miles de semillas de muchas variedades distintas de plantas. Se almacenan con las condiciones necesarias para que la bóveda se mantenga funcional durante cientos de años y las semillas puedan resistir mucho tiempo. Su objetivo es guardar las plantas para poder abastecer al mundo de ellas en caso de que suceda alguna catástrofe.

 

¿Porque se creo el Arca de Noé Moderna?

 

Ya se ha hablado mucho sobre cómo esa bóveda puede salvar a la especie humana en caso de que pase alguna desgracia. Pero hay un problema con esa bodega, y el problema es que si algo malo pasa solo podríamos abastecer las plantas, más no los animales, bacterias, etc. Afortunadamente, a principios del 2017 investigadores de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, Rusia, han comenzado a trabajar en ese problema. Ellos están creando una bódega similar a la de Noruega, pero que contenga muestras biológicas de la mayor cantidad de especies posibles. A esa bodega se le conoce popularmente como el “Arca de Noé” porque, al igual que la historia bíblica, busca contener todas las especies del mundo.

 

¿Qué contiene el Arca de Noé?

 

A diferencia de la Bóveda de Svalbard, en la que se guardan muestras físicas de cada semilla, en el “Arca de Noé” no se guardan solo ejemplares de animales. Ahí se guarda tanto algunas especies en físico como ADN y otra información que pueda ser útil. Su objetivo primordial es crear la colección científica más grande del mundo de ADN de especies tanto vivientes como extintas.

El “Arca” estará construido en uno de los campus de la universidad, y tendrá un tamaño de 430 kilómetros cuadrados, su construcción se terminará en 2018. Para comenzar, los biomateriales se obtendrán de todas las divisiones de la Universidad Estatal de Moscú, incluyendo el Jardín Botánico, el Museo Antropológico, el Zoológico y otras sedes. Sin embargo, se espera que conforme este proyecto se haga más popular, universidades y gobiernos de todo el mundo apoyen proporcionando muestras e información a esta obra.

¿Cómo se financia este proyecto?

 

Para que todo salga bien y cuenten con los fondos suficientes para hacer un programa de tal calibre, este proyecto recibió una inyección de dinero. Ese monto fue de $1,000 millones de rublos, unos $194 millones de dólares. Una cuarta parte del dinero fue dada por la Universidad, mientras que el dinero restante fue dado por parte  del Fondo Científico de Rusia.

 

¿Cuántos proyectos existen?

 

A pesar de ser una gran iniciativa, no es la primera que quiere hacer una colección de ADN de muchas especies distintas. Un proyecto del Reino Unido llamado “Frozen Ark” (Arca congelada) tiene también un objetivo similar a este. La única diferencia es que en Frozen Ark se centran en especies en peligro de extinción, mientras que en el proyecto ruso se centran en todas las especies.

Además de contar con la muestra en físico, también se cuenta con un certificado de cada una de ellas. Estos certificados son muy detallados y contienen toda la información disponible sobre la muestra. Entre los datos que se encuentran en ellos están el tipo de organismo que es, quién lo recogió, dónde y cuándo se hizo, utilidad de la misma, etc. Entre más detalles se tengan sobre las muestras, se pueden hacer mejores análisis y comparar las diferencias entre una zona y otra, entre cierta edad y otra, etc.

A pesar de ser de fundación reciente, ya han trabajado para conseguir una gran cantidad de muestras distintas. De hecho, esa bodega ya se encuentra en el top 20 de las bodegas de biomateriales tanto en la categoría de plantas como en la de animales, bacteria y ADN.

 

Objetivos principales de éstos proyectos

 

Puede que te preguntes ¿para qué sirve tener tantas muestras de ADN y muestras físicas de miles y miles de especies distintas? Pues bien, eso tiene varios objetivos. El primero de ellos es servir como una “copia de seguridad” en caso de que algo salga mal en el mundo. Así, con la información que tenemos guardada de un animal, podemos utilizar la tecnología en genética para traer de vuelta a esas especies o modificarlas para que resistan más.

El segundo objetivo es más esperanzador, ya que se espera utilizar todas esas muestras para poder encontrar las causas y tratamientos de diversas enfermedades. Sabemos que algunas especies son inmunes a varias enfermedades, así podremos leer su genoma y utilizarlo para encontrar curas. Además, tener las muestras de diversas fechas y etapas distintas nos permitirá estudiar la evolución de los genes en los organismos.
Este proyecto es muy interesante y esperamos poder escuchar más sobre el mismo en el futuro para saber de la cantidad de nuevas especies que consiguen. Sin embargo, a pesar de ser interesantes, esperamos que no tengamos que utilizar ni esta bodega ni la bóveda de Svalbard por cuestiones de un desastre mundial.

Acerca de 

Mac, PC, Android, Microsoft; inovación, entretenimiento; funcional o de cotorreo - toda la tecnología me apasiona

Ándale, comparte...Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Santiago Costas

Mac, PC, Android, Microsoft; inovación, entretenimiento; funcional o de cotorreo - toda la tecnología me apasiona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *